Affichage de contenus web

San Miguel de los Reyes (1546-1835)

En 1545, el duque de Calabria obtuvo del papa Pablo III una bula por la que se suprimía la orden cisterciense en el monasterio de Sant Bernat de Rascanya y se instauraba en su lugar la orden jerónima, pasando a denominarse el monasterio a partir de ese momento San Miguel de los Reyes.

San Miguel de los Reyes hacia 1835. Esta es la imagen más antigua que conocemos del monasterio. Obra de George Vivian
 

El duque de Calabria concibió un ambicioso programa cultural y religioso para San Miguel de los Reyes. La idea era construir un nuevo edificio que incluyera un monasterio, una escuela de arte y teología en torno a su famosa biblioteca y un panteón familiar.

El proyecto fue encargado a Alonso de Covarrubias, arquitecto del rey y de la catedral de Toledo, cuya propuesta incluía la reforma y ampliación de la iglesia cisterciense y la construcción de un nuevo claustro al sur de la misma, respetando, en todo momento, el antiguo claustro de Sant Bernat de Rascanya, situado al otro lado de la iglesia.

 

El monasterio de San Miguel de los Reyes, de padres gerónimos, a media legua de Valencia, está en medio de frondosas campiñas, ocupando una situación de las mas deliciosas de la huerta de Valencia

Alexandre de LABORDE, 1808

Las obras se iniciaron por el claustro sur, pero la temprana muerte del duque de Calabria, ocurrida en 1550, y los problemas económicos que se derivaron paralizaron los trabajos. Veinte años después, comenzadas de nuevo las obras, los jerónimos decidieron variar el proyecto de Covarrubias en lo que respecta al ornato y seguir la traza del claustro de los Evangelistas de El Escorial, entonces recién concluido.

Posteriormente, en el siglo XVII, se construyó la iglesia y a finales del siglo XVIII comenzó la construcción del claustro al norte de la iglesia que nunca llegó a terminarse.

El refectorio y la cocina permanecieron en el antiguo claustro de Sant Bernat hasta el s. XVIII